6-razones-para-hacerte-donante-de-organos-1

El presidente Juan Manuel Santos sancionó la Ley 1805 del 2016, que amplía la presunción legal de donación de componentes anatómicos para fines de trasplantes u otros usos terapéuticos.

Según la nueva norma, se presume que se es donante cuando una persona durante su vida se ha abstenido de ejercer el derecho que tiene a oponerse a que de su cuerpo se extraigan órganos, tejidos o componentes anatómicos después de su fallecimiento.
En caso de que el ciudadano no desee donar, deberá manifestar su oposición en vida mediante escrito autenticado ante notario público y radicado en el Instituto Nacional de Salud (INS), o podrá oponerse al momento de su afiliación en la EPS.

Por otra parte, por lo menos una proporción equivalente al 15 % del presupuesto asignado a la pauta oficial de las entidades del sector salud de la Rama Ejecutiva del orden nacional, departamental y municipal, como del sector descentralizado por servicios, se destinará para campañas de promoción y pedagogía en materia de donación de órganos.

También se contempla la creación, dentro de los 12 meses siguientes a la promulgación de la ley, de una Comisión intersectorial de calidad cuyo objeto será actualizar la reglamentación vigente.

En cuanto a los criterios de distribución y asignación de órganos y tejidos, estos deberán ser definidos por el INS, atendiendo la escala de severidad de la enfermedad del paciente y la compatibilidad. Igualmente, habrá una lista de personas en espera de donación (LED); así las cosas, para cada componente anatómico habrá una LED que será administrada y vigilada por el INS.

Ahora bien, se prohíbe la prestación de servicios de trasplante de órganos y tejidos a extranjeros no residentes en el territorio nacional, salvo que el receptor sea cónyuge o compañero permanente, pariente en cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad o primero civil del donante. (Lea: Órganos y tejidos anatómicos donados por colombianos beneficiarían también a extranjeros)

Sin embargo, el Ministerio de Salud podrá autorizar de manera transitoria los trasplantes a extranjeros no residentes cuando se compruebe debidamente que los tejidos disponibles son suficientes para cubrir la demanda interna. En todo caso los nacionales y los extranjeros residentes tendrán prelación.

Es oportuno mencionar que en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes se debate una iniciativa que obligaría al Ministerio de Transporte y a la Registraduría Nacional a incluir dentro de la cédula de ciudadanía y en la licencia de conducción la voluntad de ser o no donante de órganos y tejidos.

Congreso de la República, Ley 1805, 04/08/16